"Somos un trozo de vida , la parte mas viva del gran universo y también lo peor , virtud y caída , verdad y mentira
con capacidad de dar amor..."

jueves, 11 de septiembre de 2014

Diversidad


Lo que más me gusta de las personas es la diversidad que existe entre unas y otras. Me gusta. Siempre me ha gustado. Y así es porque me da a aprender constantemente.



Algo en particular es que cada persona tiene/tenemos una “cualidad” que sobresale por encima de cualquier otra. Y lo que encuentro más interesante es que se nace con ello, aunque también es verdad que hay muchas cosas que se pueden adquirir como enriquecimiento personal. Es bueno eso?... Si, en la medida que cada quien quiera.



Aprender y potenciar esa cualidad no elegida, es algo que queda siempre a “gusto del consumidor”. Voy a enfocar este escrito hacia personas que “ven” más allá en otras. Bajo mi experiencia, son personas observadoras, reflexivas y con una gran inteligencia emocional (casos conozco cercanos que han sido contrastados por especialistas). Estas personas no son ni mejores ni peores que otras, simplemente se les da bien el hacerse una idea aproximada sobre una persona con tan solo leer un par de frases, un simple comentario, una imagen que expongan… Igual que a otras se les da bien los idiomas, o la pintura, o componer…



Llamaré A a estas personas que en concreto , no solo miran; ven...



 A, sabe reconocer mensajes subliminales, yo diría que acertando en un porcentaje bastante alto. Sabe reconocer un estado de ánimo en otra. Suele conocerse bastante a si misma aunque eso no hace que deje de aprender sobre ella por el simple hecho de que sabe que una persona, está en constante evolución y sometida a circunstancias colaterales.



Como ejemplo pondré algo que me contaron hace relativamente poco. A, accedió a un grupo de su interés por la temática en sí. Evidentemente, A es persona activa y por lo tanto participativa en mayor o menor medida. En cada sitio que se entra esta indiscutiblemente la persona que lo lidera y bueno, sin más, comienza su andadura a lo mejor con comentarios diferentes a los que ha podido acceder y aportando quizás algo diferente (ni mejor ni peor, diferente). A, ni sabe ni mira más allá de lo que se transmite donde está pero, quizá si se produce un cierto “hola” con una persona. Sin más. Cuidados, respetuosa…



 En una aportación se fija que se alude de forma directa a la persona que lidera el grupo y a quien da por ende es su pareja. A, mira, piensa, lee la respuesta de una de las personas aludidas, ve aportaciones anteriores y da por hecho que es un mensaje hacia la que piensa es la pareja.



 _ Ehh, que aquí ha aparecido alguien “diferente”.

Que hace una persona como A? : mutis, y sin hacer ruido sale por la puerta. Dada la forma de ser A, considera que ha de comunicar a la persona “líder” que lamenta si ha interferido en algo en lo que ella cree es su relación. Y lo hace de forma privada. Sin segundas, ni líos.



Esto no quiere decir que A, no tenga su parte activa, bicho, su risa, su “carga”, sus problemas, sus líos… Pero tiene herramientas que ha ido adquiriendo para ir manteniéndose en un cierto equilibrio, que le ayuda a batallar sus días. A, es tremendamente dialogante, empática, leal, asertiva, resolutiva y es de esas personas que tiene unos valores en desuso. A, es una persona que va de frente siempre, que tiene facilidad para transmitir, ver… pero lógicamente puede equivocarse, y en ese caso, siempre pedirá disculpas. Pero ni pide explicaciones, ni hace preguntas (a menos que forme parte de una conversación y aún así, con cautela). A misma, es una ostra defendida con altos muros. Muros que por circunstancias ha tenido que ir construyendo simplemente para que no la dañen.

Ser una persona A, no siempre es lo que prefieren este tipo de personas, a veces preferirían tener una cualidad en la que todo fuera más fácil…

Ni mejor ni peor, simplemente : A. Sin más.
 “ojos para ver, oídos para escuchar y mente para procesar.”


 Dedicado con todo cariño a : J. M. B. 


jueves, 28 de agosto de 2014

Tiempo








El tiempo pasa, siempre acaba pasando,es sólo una cuestión de tiempo.
Jorge Wagensberg

domingo, 24 de agosto de 2014

Auto justificar







En Psicología, la disonancia cognitiva se conoce como la tensión o incomodidad que percibimos cuando mantenemos dos ideas contradictorias o incompatibles, o cuando nuestras creencias no están en armonía con lo que hacemos. Cuando experimentamos tensión o incomodidad por la existencia de dos ideas incompatibles. ¿Qué es más fácil, cambiar algo que hicimos en el pasado, un hábito o cambiar nuestras creencias? La opción más fácil suele ser la última. Así que tenemos que añadir nuevas creencias, cambiamos las que tenemos o quitamos importancia a las creencias incompatibles para eliminar la incoherencia. 

Primero actúo, luego justifico mi actuación. 

La disonancia cognitiva explica nuestra tendencia al auto justificación. La ansiedad o tensión que conlleva la posibilidad de que hemos tomado una decisión equivocada o de que hayamos hecho algo incorrecto, nos puede llevar a inventar nuevas razones o justificaciones para apoyar nuestra decisión o acto. No soportamos al mismo tiempo dos pensamientos contradictorios o incompatibles, y justificamos dicha contradicción, aunque sea con nuevas ideas absurdas. Es importante señalar que la disonancia cognitiva solo se produce cuando los sujetos tienen libertad de elección al realizar la conducta. Si nos obligan a hacer algo en contra de nuestra voluntad, no se produce esta tensión. Aunque convencernos de que nos obligaron también puede servir como auto justificación para reducir el malestar. 

 Y en general así suele suceder, el problema lo veo cuando somos plenamente conscientes de que no estamos actuando como pensamos. Cuando sabemos que estamos en conflicto con un@ mism@ y aún así, seguimos en ello. El desgaste, tanto físico como psíquico es brutal y el cuerpo acaba quizás hasta somatizando males. Si se tiene una mente abierta hacia sí mism@, la única opción que veo es enfrentarte a ello. Fácil? No, para nada pero siempre será preferible a cambiar nuestras creencias base por unas que solo nos servirán para auto justificarnos. Eso es una forma de conformarse. Es un : “Te doy un caramelo si no lloras”. Las personas altamente emocionales, realistas y que no se esconden a su propio yo, no van a conformarse con el caramelo… 

Con la existencia surge la particularidad... 
Hegel

Resilencia (1)



La resiliencia es la capacidad para afrontar la adversidad y lograr adaptarse bien ante las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés severo.

Ser resiliente no significa no sentir malestar, dolor emocional o dificultad ante las adversidades. La muerte de un ser querido, una enfermedad grave, la pérdida del trabajo, problemas financiero serios, etc., son sucesos que tienen un gran impacto en las personas, produciendo una sensación de inseguridad, incertidumbre y dolor emocional. Aún así, las personas logran, por lo general, sobreponerse a esos sucesos y adaptarse bien a lo largo del tiempo.

El camino que lleva a la resiliencia no es un camino fácil, sino que implica un considerable estrés y malestar emocional, a pesar del cual las personas sacan la fuerza que les permite seguir con sus vidas frente la adversidad o la tragedia.

Pero, ¿cómo lo hacen las personas resilentes?

• Son capaces de identificar de manera precisa las causas de los problemas para impedir que vuelvan a repetirse en el futuro.

• Son capaces de controlar sus emociones, sobre todo ante la adversidad y pueden permanecer centrados en situaciones de crisis.

• Saben controlar sus impulsos y su conducta en situaciones de alta presión.

• Tienen un optimismo realista. Es decir, piensan que las cosas pueden ir bien, tienen una visión positiva del futuro y piensan que pueden controlar el curso de sus vidas, pero sin dejarse llevar por la irrealidad o las fantasías.

• Se consideran competentes y confían en sus propias capacidades.

• Son empáticos. Es decir, tienen una buena capacidad para leer las emociones de los demás y conectar con ellas.

• Son capaces de buscar nuevas oportunidades, retos y relaciones para lograr más éxito y satisfacción en sus vidas.

viernes, 15 de agosto de 2014

Personas












Hay personas que tienen pareja pero se sienten tan solas y vacías como si no las tuvieran.

Hay otras que por no esperar deciden caminar al lado de alguien equivocado y en su egoísmo, no permite que ese alguien se aleje aún sabiendo que no le hace feliz.

Hay personas que sostienen matrimonios o noviazgos ya destruidos, por el simple hecho de pensar que estar solos es difícil e inaceptable.

Hay personas que deciden ocupar un segundo lugar tratando de llegar al primero, pero ese viaje es duro, incómodo y nos llena de dolor y abandono.

Pero hay otras personas que están solas y viven y brillan y se entregan a la vida de la mejor manera. Personas que no se apagan, al contrario, cada día se encienden más y más. Personas que aprenden a disfrutar de la soledad porque las ayuda a acercarse a sí mismas, a crecer y a fortalecer su interior.

Esas personas son las que un día sin saber el momento exacto ni el por qué se encuentran al lado del que las ama con verdadero amor y se enamoran de una forma maravillosa.

M. Teresa De Calcuta

sábado, 21 de junio de 2014

Duales o Dispersos





Somos duales o tenemos la mente dispersa



En una ocasión hablando con un amigo medico le pregunte, sobre la dualidad o la mente dispersa, porque siempre aunque no lo pensemos cada uno de nosotros tenemos dos tipos de personalidad la personalidad de nosotros mismos y la personalidad oculta de nosotros, la protegemos como privacidad de nuestro ser interior. 
Si hablaramos de la mente como algo dual, o una señal analogica como puede ser un televisor, o una estacion de radio.Cada señal va pasando por un recorrido sea de forma que llegue hasta el televisor. Lo mismo que las neuronas, pasan un recorrido que pasa primero por el cuerpo y luego se dirige a la mente. Aunque no siempre pase asi, algunos medicos piensan que pasan primero por la mente y luego por el cuerpo. Por eso la somatizacion. Segun la frecuencia o el pensamiento insconsciente que tengamos o la mente despierta que tengamos en cada momento, lo mas probable es que reaccionemos de una forma o otra. 

¿Hay algo de malo en ello?. Depende de la distorsion del pensamiento. No es lo mismo ver un espejo desde la claridad, que desde un vidrio espejado. Un vidrio espejado es aquel  que es como una ventana que te permite ver hacia afuera pero no hacia adentro. Porque entonces las personas pueden ver lo que otros no ven. ¿Intuicion?, ¿Claridez de mente?, O tienen claro lo que desean transmitir. Por eso esta la dualidad de pensar TE CREO, NO TE CREO. Diferentes enfoques de pensar. La mente o la dualidad es como un tiempo donde las personas escriben, la capacidad intelectual o la fuerza de retener cada pensamiento de cada persona que escribe no siempre esta grabada en nuestra mente, pero si en nuestro subsconciente. Porque hay algo claro, que dentro de ese espejismo que es las palabras, o las imagenes se guarda mas en nuestra mente subconsciente que nuestra mente consciente.

Arriesgar para ser libres...









Arriesgar para ser libres...


No tengas miedo al sufrimiento.
No tengas miedo a las derrotas.
Cuando te derriban, cuando te cortan en pedazos, cuando te desmenuzan, es cuando llegas a ser poderoso.
Mide tu vida por las pérdidas no por las ganancias, no las midas por la cantidad que has bebido, sino por las que ha derramado.
Por que la Fuerza del Amor está en el sacrificio de amor; y el que sufre más tiene más que dar!

Reír, es arriesgarse a parecer un tonto. 
Llorar es arriesgarse a parecer un sentimental. 

Hacer algo por alguien, es arriesgarse a involucrarse.
Expresar sentimientos, es arriesgarse a mostrar tu verdadero yo.
Exponer tus ideas y tus sueños, es arriesgarse a perderlos.
Amar, es arriesgarse a no ser correspondido.
Vivir, es arriesgarse a morir.
Esperar, es arriesgarse a la desesperanza.
Lanzarte, es arriesgarse a fallar.
Pero los riesgos deber ser tomados, porque el peligro más grande en la vida es no arriesgarse nada. 
La persona que no arriesga, no hace, ni tiene nada.
Se pueden evitar sufrimientos y preocupaciones, pero simplemente no se puede aprender, sentir, cambiar, crecer, amar y vivir... 
Sólo una persona que se arriesga es Libre.

Desconozco su autor